¿Cómo hacer que el cepillado de dientes sea divertido?

El momento de lavarse los dientes puede ser una completa tortura tanto para los papás como para los peques si ellos lo ven como una obligación. Y es que, para qué engañarnos, es mucho más divertido jugar o ver la tele que ir al baño a cepillarse los dientes y aclararse la boca. Por eso, te proponemos quitarles el concepto de “obligación” de la cabeza y cambiarlo por un “ayuda para unos dientes sanos“.

cepillado dientes infantil

Continúa leyendo ¿Cómo hacer que el cepillado de dientes sea divertido?

¿Cómo proteger la piel de los peques del frío?

Parece que el frío ha llegado para quedarse y ello repercute en diferentes aspectos de nuestro organismo, como lo es la hidratación de la piel. Sequedad en el rostro, sensación de piel tirante, manos agrietadas… ¿te suena? Y es que el viento, las calefacciones y las temperaturas muy bajas hacen que la piel se reseque.

hidratacion peques frio

El frío afecta a las pieles de todas las edades pero a la de los niños todavía más, ya que es más fina y delicada, hecho que hace que se vea más afectada por las agresiones externas. Su día a día no debe verse afectado por el descenso en las temperaturas. Al contrario, deben seguir saliendo a jugar al parque con sus amigos, practicando deporte al aire libre, yendo a pasear en familia, etc. Lo que sí que deberá cambiar es el cuidado que dedicamos a su piel, que durante esta época del año deberá ser más intenso.

Pero, ¿qué tipo de cuidados ayudan a proteger la piel de los peques del frío? Toma nota de estos siete consejos.

7 Consejos para proteger la piel de los peques del frío

1. Hidratación

El frío afecta a la cantidad de agua que retiene la piel y cuando esta es insuficiente aparece la molesta piel que tira y las dolorosas grietas. Para mantener una perfecta hidratación de la piel de tus peques aplícales después del baño una buena loción, crema o aceite hidratante, o incluso después del paseo.

2. Higiene diaria

Pese a que con el frío da más pereza bañarse, no debes descuidar la higiene diaria de los peques ya que es necesario eliminar de su piel los restos de sudor. La temperatura del agua debe ser templada, ya que el agua caliente reseca la piel y no olvides elegir un gel de pH neutro para no dañar la barrera protectora de su piel.

3. Abrígales sin pasarte

Un exceso de ropa no es bueno porque los peques sudarán y aparecerán rojeces y granitos en su piel, especialmente en las zonas donde hay pliegues. Abrígales lo justo, con diferentes capas y con ropa que les permita transpirar (apuesta por tejidos como el algodón). A su vez, no te olvides de proteger su cara y sus manos con bufanda y guantes.

4. Mantén la humedad del ambiente

La calefacción hace que el ambiente en casa se reseque, y esto afecta a la piel de los niños. Para revertir el efecto de sequedad en el ambiente que causa la calefacción te recomendamos el uso de un humidificador, en la farmacia tenemos diferentes modelos que se adaptan a todas las necesidades.

5. Áreas especialmente sensibles

Los labios, las mejillas o el dorso de las manos son áreas especialmente sensibles de la piel de los peques a las que deberás prestar una atención especial. En estas zonas te recomendamos darles un plus de protección antes de salir a la calle aplicándoles cacao labial y crema hidratante.

6. Protector solar

Pese a que los rayos del sol no nos lleguen con tanta intensidad como durante el verano, no debes olvidar que también pueden causar daños en la piel durante el resto del año. Por ello, aplica a los peques un buen protector solar antes de salir a la calle y, especialmente, no te olvides de guardarlo en tu mochila o maleta si vais a la nieve o la montaña.

7. Cuida su alimentación

Para que la piel de los peques esté bien protegida ante el frío no solo deberás cuidarles por fuera, sino también por dentro. Por este motivo, es muy importante que sigan una dieta equilibrada y rica en vitaminas y antioxidantes. También deberás controlar que beban la suficiente cantidad de agua para que estén bien hidratados desde dentro.

Esperamos que hayas tomado nota de estos siete consejos y que los pongas en práctica desde hoy mismo. Verás como toda la familia disfrutáis más de los días de otoño / invierno sin preocuparos por la piel que tira o por esas molestas grietas que hacen pupa.