Tendinitis: Consejos para su tratamiento y prevención

Si eres habitual de nuestra farmacia, seguro que sabes que contamos con una amplia sección de ortopedia y con grandes conocimientos por parte de los diferentes miembros del equipo. La verdad es que es una categoría de la farmacia que nos apasiona y de la que siempre queremos aprender un poquito más para poder daros el mejor consejo.

stop tendinitis

Dado que uno de los motivos de consulta en la categoría ortopedia es la tendinitis, tanto para su tratamiento como para su prevención, en la farmacia decidimos lanzar una campaña de 3 meses (febrero, marzo y abril) con promociones especiales en los diferentes tratamientos. Y dentro de esta campaña sobre la tendinitis, hemos decidido elaborar esta entrada para ayudarte a conocer mejor este tipo de lesión y cómo puedes prevenirla y/o tratarla.

 

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es la inflamación del tendón que es la estructura que une el músculo con el hueso que provoca dolor y aumento de la sensibilidad alrededor de la articulación afectada. De las diferentes articulaciones de nuestro cuerpo, las que sufren tendinitis de manera más frecuente son el codo, el talón, el hombro y la muñeca.

 

¿Cuáles son las causas de la tendinitis?

Durante la juventud, la tendinitis se produce principalmente por la realización de un esfuerzo repetitivo o por la sobrecarga muscular de una determinada zona del cuerpo que hace que unos músculos trabajen más que otros, debilitando así la zona de los tendones. La mayoría de los casos son debidos a la actividad laboral o a la práctica de algún deporte.

En las personas mayores, la causa de la tendinitis suele ser la degeneración del tendón como consecuencia del envejecimiento de los tejidos que forman el tendón que hace que pierdan su elasticidad.

 

¿Cómo se trata la tendinitis?

Si padeces tendinitis, te recomendamos visitar a tu médico quien estudiará tu caso y te recomendará el tratamiento más adecuado en función de las características de tu lesión. Dentro de las principales recomendaciones en el tratamiento de la tendinitis se encuentran:

– Los antiinflamatorios tomados por vía oral y aplicados de manera tópica realizando un masaje sobre la piel.

– Realización de ejercicios de fisioterapia para estirar y fortalecer tanto el tendón como los músculos de alrededor. De esta manera se favorecerá la recuperación de la lesión y se evitará que se vuelva a repetir.

– Aplicación de frío o calor. El frío se recomienda cuando la lesión está reciente ya que reduce la hinchazón de la zona. El calor, por su parte, se recomienda a partir del tercer día ya que hace que aumente el flujo sanguíneo (favoreciendo la curación) y su acción relajante muscular ayuda a calmar el dolor.

Reposo: Favorece la curación a la vez que reduce la inflamación y el dolor. En algunos casos, es necesario inmovilizar la zona donde se encuentra la lesión con una férula o con un dispositivo ortopédico.

En el caso de que sufras tendinitis es muy importante que sigas las pautas de tu médico y las recomendaciones que te demos desde la farmacia, y es que si la lesión no acaba de curarse del todo es muy fácil que vuelva a aparecer al cabo de poco tiempo.

 

¿Qué pautas ayudan a prevenir la tendinitis?

Tanto si has sufrido tendinitis y quieres evitar que vuelva a aparecer, como si por tu trabajo o la práctica de deporte sometes a tus músculos a un gran esfuerzo y quieres mantener tus tendones fuertes y sanos, te recomendamos seguir las siguientes 5 pautas:

  1. Mantente activo y ejercita los diferentes grupos musculares del cuerpo para que mantengan su fuerza y flexibilidad.
  2. Hidrátate. Una buena hidratación es esencial para el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo, incluidos los músculos y los tendones.
  3. Si practicas deporte, realiza un buen calentamiento antes de empezar y dedica un tiempo a los estiramientos cuando acabe tu entreno.
  4. Evita los movimientos repetitivos que puedan sobrecargar los grupos musculares. Si cuando practicas deporte lo haces a partir de repetición de series, recuerda alternarlas con momentos de descanso y recuperación.
  5. Si durante o después de realizar ejercicio notas molestias descansa y baja el ritmo del entreno durante los siguientes días. Si las molestias continúan pide cita a tu médico.

 

Esperamos que a través de esta entrada hayas podido conocer mejor qué es la tendinitis y la importancia de su tratamiento cuando se produce y de seguir unas pautas en nuestro día a día para prevenirla. Si te ha quedado alguna duda o quieres saber más, consúltanos, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *